Estados Unidos rinde homenaje a las víctimas de los atentados que marcaron la historia

·13 min de lectura

Estados Unidos y el mundo conmemoran a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. En Nueva York, el corazón del atentado, el presidente Joe Biden y otras personalidades políticas del país se juntaron con las víctimas y los familiares para recordar las vidas perdidas con varios minutos de silencio. La vicepresidenta, Kamala Harris, se dirigió al monumento en Pensilvania donde cayó el vuelo 93 ese fatídico martes. Desde allí transmitió un mensaje central de unidad.

Hace 20 años exactos, cuatro aviones comerciales que despegaron desde la costa este con destino al oeste de Estados Unidos fueron secuestrados por un total de 19 extremistas asociados a Al Qaeda, que repartidos en cuatro grupos produjeron los peores ataques terroristas en suelo estadounidense.

Ahora, dos décadas después, familiares de las víctimas, sobrevivientes y rescatistas se unen para rendir tributo a las cerca de 3.000 personas que fallecieron.

Nueva York muestra un homenaje con las víctimas en el centro

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se hizo presente en los homenajes que a las 8:30 de la mañana, hora de Nueva York, iniciaron en el monumento y museo del 11-S construido en "ground zero", donde estaban elevadas las Torres Gemelas.

Los asistentes, familias de las víctimas y sobrevivientes pronunciaron algunos discursos para recordar a sus seres queridos y posteriormente rindieron un minuto de silencio a las 8:46 de la mañana, hora en que el primer avión secuestrado golpeó la torre norte hace dos décadas.

Mike Low, el primer orador del día, describió el "dolor insoportable" causado por la muerte de su hija, Sara, una azafata en el avión que chocó contra la Torre Norte, el vuelo 11 de American Airlines, con 76 pasajeros, 11 miembros de la tripulación y cinco terroristas a bordo.

"Mi memoria se remonta a ese terrible día en que sentí que un espectro maligno había descendido sobre nuestro mundo, pero también fue un momento en el que mucha gente actuó por encima y más allá de lo ordinario (...) Un legado de Sara, que arde como una llama eterna", enfatizó Low.

Continuaron con la lectura de los nombres de las 2.977 personas que fallecieron y a las 9:03 a.m. se produjo el segundo minuto de silencio. El mismo instante en que hace 20 años el segundo avión, el vuelo 175 de United Airlines, impactó contra la torre sur.

Bruce Springsteen cantó "I'll See You in My Dreams". Los bailarines actuaron con túnicas plateadas y blancas, en remembranza las cenizas y la pureza de los caídos.

A las 9:37 a.m. tocaron las campanas para recordar al tercer grupo de víctimas, cuando el tercer avión, el vuelo 77, impactó contra el Pentágono en Washington.

A las 9:59 a.m., hora local, procedió el cuarto minuto de silencio, momento en que cae la torre sur del World Trade Center.

10:03 a.m., inició un minuto de silencio más, la misma hora en que el vuelo 93 de United Airlines cayó contra un campo abierto en Pensilvania.

A las 10:28 minutos, los presentes guardaron el último minuto de silencio. Es la hora en que marca el momento en que cae la torre sur, y con ello quedan desplomadas por completo las icónicas Torres Gemelas, con cientos de trabajadores en su interior.

Biden visita el monumento de las víctimas del 11-S en Pensilvania y el Pentágono

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, organizó una jornada destinada a visitar cada uno de los tres sitios donde impactaron los aviones secuestrados por un total de 19 extremistas hace 20 años: el World Trade Center, en Manhattan, el Pentágono, en Washington, y en un campo abierto en Pensilvania.

Después de asistir en horas de la mañana a los eventos de remembranza en el World Trade Center, en Nueva York, el mandatario se dirigió al monumento construido en honor a los ocupantes del vuelo 93, en el condado de Somerset, Pensilvania, desde donde también se pronunció la vicepresidenta Kamala Harris.

El mandatario llegó allí acompañado de la primera dama, Jill Biden, y juntos caminaron por las inmediaciones del campo abierto donde cayeron las víctimas.

La siguiente parada para el presidente, la vicepresidenta, y sus cónyuges respectivos fue el Pentágono en Washington. Allí llegaron a las 14:45 (hora local) para rendir un homenaje al tercer grupo de víctimas que falleció en este sitio, cuando el avión del vuelo 77 de American Airlines se estalló contra la sede del Departamento de Defensa.

El presidente y la primera dama, seguidos por la vicepresidenta y su esposo prestaron sus respetos frente a una corona de flores depositada en honor de las víctimas y se dirigieron al monumento donde se encuentran los nombres de los difuntos para rendirles un tributo. Se reunieron luego con altos funcionarios del Pentágono antes de abandonar el lugar.

Tal como fue anunciado, el jefe de Estado no dio ningún discurso, pues su pronunciamiento lo hizo un día antes a través de un video que difundió.

En él, Biden resaltó a los fallecidos, a sus familias, rescatistas y demás victimas de los atentados. "La lección central del 11 de septiembre" es "la unidad es nuestra mayor fortaleza", aseguró el jefe de Estado en referencia a las muestras de solidaridad que se extendieron en el país entre personas que no se conocían.

De esta manera, el líder demócrata hizo eco del mensaje central que difundió su Administración este sábado durante los distintos eventos de remembranza.

Biden, Clinton y Obama en Nueva York, en muestra de unidad

En primera fila de los eventos que conmemoraron a las víctimas del 11-S, en Nueva York, además del actual presidente Joe Biden y la primera dama, Jill Biden, se encontraron los expresidentes Barack Obama, junto a su esposa Michelle Obama; y Bill Clinton y su esposa, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

"Reafirmamos nuestro compromiso de mantener una confianza sagrada con sus familias, incluidos los niños que perdieron a sus padres y que han demostrado una capacidad de recuperación extraordinaria. Pero este aniversario también se trata de reflexionar sobre lo que hemos aprendido en los 20 años transcurridos desde esa horrible mañana", afirmó durante su intervención pública, el exmandatario Barack Obama.

Asimismo, y en lo que el Gobierno estadounidense señala como una muestra de unidad, junto a ellos se encontraron el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg; la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría republicana en el Senado, Charles Schumer.

"Estados Unidos nunca olvidará a los que perdieron la vida, a los que arriesgaron o dieron su propia vida para salvar a otros, y a aquellos cuyas vidas cambiaron para siempre hace 20 años. Les debemos a todos el volver a unirnos con esperanza, compasión y determinación", dijo minutos después el expresidente Bill Clinton.

Nueva York se blindó con un fuerte dispositivo de seguridad para el aniversario número 20 de los atentados. Sin embargo, las autoridades informaron que no se han registrado amenazas "específicas" o "creíbles".

Desde Shanksville, Pensilvania, el expresidente George W. Bush, en el poder cuando se produjeron los atentados del 11-S, dio un discurso de reconocimiento a las familias de las víctimas de los atentados y a quienes sirvieron a Estados Unidos en las guerras que siguieron en Oriente Medio.

George Bush: “Vimos que los estadounidenses fueron vulnerables, pero no frágiles”

“No fue en vano”, afirmó Bush, pese a las encuestas en el país que muestran un descontento por parte de muchos veteranos, luego de dos décadas de guerras y el caótico retiro final de las tropas estadounidenses de Afganistán el pasado 30 de agosto.

Sobre las víctimas, Bush aseguró que "hoy recordamos su pérdida, compartimos su dolor". Además, expresó su agradecimiento a todos los hombres y mujeres que trabajaron en masa en las labores de rescate y limpieza luego de la devastación. Aseguró que solo siente "gratitud por la decencia y el sacrificio de los equipos de emergencia".

En retrospectiva, Bush afirma que "sería un gran error idealizar la experiencia de estos eventos terribles". El expresidente recibió la noticia del atentado mientras visitaba una escuela en Florida: "es difícil describir la mezcla de sensaciones que experimentamos". Bush recuerda con temor "la escala de la destrucción", pero también su "sorpresa por el coraje y la valentía" de las personas que respondieron inmediatamente.

"Vimos que los estadounidenses fueron vulnerables, pero no frágiles”, concluyó el exmandatario.

Kamala Harris honra la unión de las víctimas del vuelo 93

Antes de estar en Nueva York, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se dirigió al monumento construido en honor a los ocupantes del vuelo 93, en el condado de Somerset, Pensilvania, donde cayó el cuarto avión secuestrado ese fatídico 11 de septiembre.

Desde allí, Harris exaltó la unidad como principal valor necesario de los estadounidenses en momentos trágicos. “La unidad es esencial para nuestra prosperidad conjunta y para nuestro lugar en el mundo”.

La política exaltó así lo que se vivió al interior del vuelo 93, cuando sus ocupantes se unieron para tratar de arrebatar a los secuestradores el control de la aeronave, según información revelada después por las cajas negras de la aeronave y confirmada por familiares de las víctimas que se encontraban con algunos de ellos al teléfono momentos antes del siniestro.

“Los 40 pasajeros y miembros de la tripulación del vuelo 93 no se conocían, estaban en ese vuelo por distintas razones, pero ellos no se enfocaron en lo que podía separarlos sino en lo que todos compartíamos como la humanidad”, destacó.

Harris agregó que los extremistas que perpetraron los atentados pretendieron usar el miedo como arma para crear división, pero que la unidad ha sido la fortaleza de su país en estos 20 años posteriores al asalto.

Donald Trump se ausenta de los homenajes y critica a Biden por el retiro de Afganistán

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump fue el único de los exmandatarios vivos ausente en las ceremonias de este sábado. En cambio, ofreció una rueda de prensa por separado en la que recriminó la retirada de las tropas de su país de Afganistán, en el aniversario número 20 de los hechos que motivaron la ocupación.

Frente a las cámaras y rodeado de miembros de la Policía de Nueva York, el exmandatario repitió la opinión que emitió horas antes en un comunicado, en el que dedicó poco espacio a las víctimas y criticó a su sucesor, Joe Biden. Aseguró que se trató de "un mal momento" para abandonar suelo afgano.

No obstante, el propio Trump fue quien inició la operación y firmó el acuerdo de retirada con los talibanes en Qatar, en 2020, una misión que fue completada por el actual jefe de Estado. Sin embargo, este sábado el expresidente republicano rechazó la forma en que se llevó a cabo la salida de los militares estadounidenses de suelo afgano.

El exgobernante recriminó a la Administración Biden por las muertes de 13 militares de su país en el ataque frente al Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, en Kabul, que se adjudicó el autodenominado Estado Islámico, en Afganistán. Trump dijo que le sorprendió no haber escuchado una referencia a este hecho en los discursos de los demás líderes políticos este sábado.

"El líder de nuestro país apareció como un estúpido, y eso nunca debe pasar. (Lo sucedido) fue consecuencia del mal planeamiento, increíble debilidad y líderes que nunca entendieron lo que estaba pasando. Este es el vigésimo aniversario de una guerra y debió ser un año de victoria, honor y fuerza, pero en lugar de eso Biden y su inepta Administración se rindieron en la derrota", aseguró.

Trump añadió que lamenta que "85.000 millones del mejor y más sofisticado equipamiento militar nos haya sido arrebatado sin disparar una sola bala", en referencia a toda la munición y armamento dejado atrás por las tropas estadounidenses en la caótica y última fase de su retirada.

La reina Isabel II ofreció sus oraciones a los fallecidos del 11-S

Desde Londres, la reina Isabel II señaló este sábado que sus oraciones permanecieron con las víctimas y sobrevivientes de los ataques y rindió homenaje a las comunidades que se unieron para las labores de reconstrucción después de la devastación.

"Mis pensamientos y oraciones, los de mi familia y de toda la nación, permanecen con las víctimas, los sobrevivientes y las familias afectadas, así como con los socorristas y los rescatistas llamados al servicio", afirmó la monarca en un mensaje dirigido al mandatario estadounidense, Joe Biden.

La líder de la corona británica agregó que la visita que hizo al World Trade Center en 2010 se mantiene firme en su memoria.

"Me recuerda que mientras honramos a aquellos de muchas naciones, religiones y orígenes que perdieron la vida, también rendimos homenaje a la resistencia y determinación de las comunidades que se unieron para reconstruir", añadió Isabel II.

Los líderes de la Unión Europea se unieron a los tributos

Los principales representantes de las instituciones de la Unión Europea (UE) también expresaron este sábado su solidaridad con Estados Unidos y las familias que perdieron a sus seres queridos hace 20 años.

"El 11 de septiembre recordamos a aquellos que perdieron sus vidas y rendimos homenaje a quienes lo arriesgaron todo para ayudarlos. Incluso en los momentos más oscuros y difíciles, lo mejor de la naturaleza humana puede brillar", escribió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó que los "horribles" ataques del 11 de septiembre "cambiaron el curso de la historia".

"Recordamos a las víctimas y el noble sacrificio de tantos primeros auxilios y personal de asistencia. La UE apoya a Estados Unidos y al presidente de Estados Unidos en la lucha continua contra el terrorismo y el extremismo en todas sus formas", expresó a través de sus redes sociales.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, subrayó la lucha contra el terrorismo que el mundo ha emprendido desde entonces.

"Ese día permanece como una herida abierta en todos nuestros corazones, nunca se olvidará. Veinte años después, la lucha contra el terrorismo no ha terminado. Siempre permaneceremos vigilantes", publicó en su cuenta de Twitter.

Dos luces proyectadas al cielo para terminar el homenaje

A la caída del sol, Estados Unidos despidió a las víctimas del 11-S proyectando dos rayos de luz verticales en una alegoría a las Torres Gemelas. Aunque la instalación más significativa fue en Nueva York, también hubo una similar en el Pentágono.

Esta obra de arte, llamada 'Tribute in Light', no es nueva. La primera vez que brilló sobre el cielo estadounidense fue seis meses después de los ataques de 2001 y, desde entonces, se repite en cada aniversario.

Sus columnas se elevan hasta seis kilómetros y permanecen encendidas hasta el amanecer de los días 12 de septiembre. La luz que proyectan 88 bombillas de xenón se puede ver hasta casi 100 kilómetros a la redonda. Y cada año, marca un sentido homenaje para quienes ya no están.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente