Al menos 13 muertos en dos atentados en Afganistán contra civiles y policías

·2 min de lectura
Personal de seguridad corta el lugar donde un minibús fue alcanzado por una explosión que mató al menos a cuatro personas, según la policía afgana, el 3 de junio de 2021 en Kabul

Dos atentados con bombas, uno contra un autobús de pasajeros en el oeste y una comisaría de Policía en el norte, han provocado al menos 13 muertes este fin de semana en Afganistán, donde los rebeldes aumentan su presión sobre las autoridades.

Estos dos nuevos ataques, los últimos de una serie contra autobuses civiles y de fuerzas de seguridad gubernamentales, tuvieron lugar en tanto el enviado estadounidense para Afganistán se econtraba este domingo en el país.

Esta jornada más temprano, funcionarios locales informaron que al menos 11 civiles habían muerto, entre ellos tres niños, en un atentado con explosivo contra un autobús en el oeste del país.

Este atentado tuvo lugar el sábado de noche en la provincia de Baghdis, limítrofe con Turkmenistán, de acuerdo al gobernador local, Hessamuddin Shams, quien precisó que murieron tres niños y ocho adultos (cuatro mujeres y cuatro hombres).

El balance fue confirmado por otro funcionario provincial, Khodadad Tayeb, quien señaló que con la explosión el autobús cayó en un barranco de esta provincia montañosa.

El gobernador de Baghdis acusó a los talibanes de ocultar una bomba en la carretera que estalló al paso del autobús, en un contexto de gran incertidumbre y violencia, generada por la retirada acelerada de las fuerzas estadounidenses del país.

Este ataque no ha sido reivindicado, pero sí, mediante un tuit, el atentado con coche bomba de este domingo contra una comisaría de policía en Balkh (norte), en el que murieron dos agentes de policía y unas 15 personas resultaron heridas, incluidos civiles.

Estos ataques se produjeron tras una semana en que ocurrieron al menos cuatro atentados contra minibuses de pasajeros en los barrios chiitas de Kabul, causando una docena de muertos.

Dos de esos ataques fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, cuyos combatientes -presentes según la ONU en el este y el norte del país- apuntan específicamente a la minoría chiíta Hazara.

Al mismo tiempo, los talibanes están intensificando las ofensivas contra las posiciones del ejército afgano en muchas provincias, incluidos los alrededores de Kabul.

El sábado anunciaron que "conquistaron el distrito de Deh Yak" en la provincia de Ghazni, a unos 150 km al sur de la capital.

Pero las autoridades aseguran que simplemente "reubicaron" sus fuerzas en otra zona.

Ghazni es un cerrojo importante en el eje principal que conecta Kabul con Kandahar, la gran provincia y capital del sur, bastión de los talibanes.

Los insurgentes tomaron brevemente la ciudad de Ghazni en 2018 pero luego fueron expulsados.

Tras el acuerdo de retirada firmado en febrero de 2020 entre los talibanes y los estadounidenses, el presidente Joe Biden ordenó una retirada completa de las fuerzas antes de la fecha simbólica del 11 de septiembre.

str-emh-ach/lch/mis/age/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente