Más de 100 inmigrantes irregulares son expulsados de Chile por tierra y aire

·2 min de lectura

Al menos 86 inmigrantes venezolanos y colombianos, y otros 52 peruanos y bolivianos fueron expulsados de Chile este miércoles tras haber entrado irregularmente en el país austral.

Un avión con colombianos y venezolanos partió esta mañana desde la norteña ciudad de Iquique, donde son llevados todos los inmigrantes que cruzan de forma irregular por pasos no habilitados entre Bolivia y Chile, en pleno altiplano andino.

Los bolivianos y peruanos regresan en autobus a sus países, limítrofes con Chile.

La situación se viene repitiendo con frecuencia en las últimas semanas y ha llevado a las autoridades chilenas a reforzar con policías y militares el paso fronterizo de la ciudad de Colchane, a más de 3.000 metros de altura en la cordillera de Los Andes, más allá de que las fronteras de Chile están cerradas de manera preventiva a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

"Se trata de gente que no ha cometido delitos graves, corresponde que sea expulsadas, corresponde dar potente señal que quienes quieren venir a Chile tienen que sacar la visa sincerando los motivos por los cuales quieren venir", dijo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, desde Iquique, unos 2.100 km al norte de Santiago.

Delgado, junto al ministro de Defensa, Baldo Prokurica, y el canciller, Andrés Allamand, viajaron en la víspera a la localidad fronteriza con Bolivia para dar cuenta del despliegue realizado en la zona para evitar que los migrantes crucen de forma irregular a Chile a través del desierto que rodea la única carretera habilitada para atravesar la frontera.

"Todas aquellas personas que piensan ingresar por pasos clandestinos (...) el destino de ellos va a ser la expulsión", indicó el ministro del Interior, quien agregó que este vuelo es el primero de "muchos".

Según autoridades locales, por la frontera norte cruzaron irregularmente 3.600 extranjeros en enero, diez veces más que el año pasado, y por Colchane han pasado más de 1.500, dos de los cuales murieron.

Tras ingresar a pie a través de un inhóspito camino bajo temperaturas extremas, acampan en esta pequeña localidad habitada por comunidades indígenas aymaras, para luego seguir su viaje a las ciudades de Iquique, o Santiago.

Desde 2014, cerca de 500.000 venezolanos se afincaron en Chile escapando de la crisis política y económica en su país.

Los venezolanos se han convertido en la colonia extranjera más numerosa de Chile.

En 2018, el gobierno de Sebastián Piñera puso en vigencia una visa de responsabilidad democrática para los venezolanos que quieran establecerse legalmente, que se seguía entregando hasta enero, según confirmo a la AFP la Cancillería chilena.

Ese documento les permite contar con cédula de identidad y facilita su integración al país. Sin embargo, el Servicio Jesuita a Migrantes asegura que en los últimos meses la solicitud de esta visa ha sido rechazada "masivamente".

apg/yow