10 incógnitas que muchos independentistas no han pensado si Cataluña se separa de España

Tras el referéndum del pasado 1 de octubre en Cataluña, que se saldó con una victoria aplastante del Sí a la secesión, aunque sin ninguna validez jurídica, la Generalitat ha apostado por una declaración de independencia en diferido que a lo largo pueda ser real. Sin embargo, una posible Cataluña independiente afrontaría unas cuantas incógnitas que vamos a intentar resolver.

Manifestación a favor de la independencia (Reuters).

1. ¿Qué pasa si quiero hacer un viaje y Cataluña se declara independiente?

Probablemente es la mayor de las dudas y es la más difícil de responder. Existen varios escenarios; uno de ellos es que el Gobierno central aplique el artículo 155 de la Constitución y suspenda la autonomía de Cataluña. De esta manera, todas las instituciones e infraestructuras estarían bajo control estatal y se podría hacer el viaje perfectamente, aunque habría un gran malestar social. Otra opción, más remota, es que la Generalitat tuviera el control de puertos y aeropuertos, una opción que, según la CUP, pasaría por los Mossos que “dejarían de ser la policía judicial de la justicia española”. Otra posibilidad serían que se cerraran temporalmente aeropuertos y estaciones hasta que se recobrara la normalidad. De momento, ante la difícil situación, ha habido numerosas cancelaciones en hoteles y apartamentos, según el Gremio de Hoteleros Catalanes.

2. ¿Qué pasa si soy catalán y quiero hacer una carrera fuera de Cataluña o un Erasmus?

En lo que se refiere a estudiar en cualquier universidad del resto de España o de la Unión Europea, se complicaría el proceso para los catalanes notablemente. Durante las últimas décadas, Europa ha avanzado mucho a la hora de facilitar la movilidad educativa entre los países miembro, pero sigue requiriendo procesos más caros y difíciles para los estados que están fuera de la comunidad. Respecto a la beca Erasmus, Cataluña no podría participar por el momento. Se trata de un acuerdo entre los Estados miembros del Espacio Económico Europeo, Suiza y Turquía. Al abandonar España, la República catalana quedaría fuera de todas las instituciones europeas y tendría que empezar de cero cualquier tipo de negociación.

3. ¿Qué moneda utilizaría Cataluña?

Las autoridades catalanas han defendido que seguirían utilizando el euro y podrían hacerlo, ya que el BCE no puede poner las fronteras a las que va su dinero. De hecho, otros países como Kosovo o Montenegro han adoptado el euro sin la autorización del banco europeo, por lo que Cataluña podría seguir sus pasos, pero tendría contrapartidas importantes. La principal: perder la autoridad monetaria, por lo que no podría controlar ni los tipos de interés ni los estímulos monetarios.

Junqueras y Puigdemont (EFE).

4. ¿Quién pagaría a los trabajadores públicos?

Estado, Seguridad Social, autonomías y corporaciones locales tienen sus propios trabajadores públicos. En el caso de los dos primeros, son empleados del Estado, así que mantendrían su plaza, aunque tendrían que ser reubicados fuera de Cataluña. En el caso de los segundos, pasarían a formar parte del nuevo estado catalán y dependerían de que la nueva Administración tuviera dinero para pagar sus nóminas.

5. ¿Habría pensiones?

Sí las habría, independientemente de que Cataluña se independice o no. España está obligada a abonar la paga mensual de las prestaciones contributivas a aquellos que han estado toda la vida cotizando a la Seguridad Social. Da igual dónde vivan o si están en el extranjero. Pero las personas que actualmente están cotizando tendrían una situación diferente, ya que desde la independencia dejarían de cotizar en España y les resultaría muy difícil sumar los años necesarios para cobrar la afiliación.

6. ¿Cuánto costaría la luz?

Aunque ya no estuviera en la UE, Cataluña tendría suministro gracias a las interconexiones existentes. Eso sí, probablemente los costes subirían debido a que estaría fuera de los mercados acoplados de los que se beneficia la comunidad europea.

7. ¿Jugaría el Barça la Liga?

Al Barcelona le gustaría seguir jugando en la competición española, tal y como aseguró recientemente su presidente, pero no sería sencillo. Al respecto, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas ha afirmado que la independencia les impediría jugar el campeonato doméstico y las competiciones europeas a corto plazo.

El Camp Nou vacío en el partido contra Las Palmas (AP).

8. ¿Quién pagaría las becas y los medicamentos?

En los últimos años Sanidad y Educación han sido los sectores más castigados por los recortes de la Generalitat. Los impulsores de la independencia creen que tras lograr una Cataluña independiente serían necesarios entre 5 y 7 años de caídas de ingresos antes de lograr una estabilidad que permitiera recuperar el nivel actual.

9. ¿Habría un Ejército catalán?

No hay información sobre este espinoso asunto. Recientemente Artur Mas anunció en el Financial Times que él apuesta por un Ejército pequeño y poder seguir dentro de la OTAN, aunque para poder conseguir este segundo punto necesitaría un acuerdo con España. Aún así, por escaso que fuera, requeriría “un alto coste”.

10. ¿Qué nacionalidad tendrían los españoles que viven en Cataluña tras la independencia?

Una pregunta que lleva años sonando es qué pasaría con el tema de las nacionalidades. Al respecto, los catalanes no perderían la nacionalidad española, aunque la legislación que se les aplicaría sería la catalana. No es una posición unánime, pero sí que es la más extendida. En lo que se refiere al resto de españoles, la Ley de Transitoriedad  Jurídica de Cataluña establece que habrá doble nacionalidad en los dos casos siguientes:  para tener la nacionalidad catalana, los extranjeros deberán acreditar llevar viviendo en Cataluña desde 2012. Aquellos que tengan nacionalidad española deben llevar dos años empadronados en Cataluña a fecha de 31 de diciembre de 2016.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines