El 1% de la población concentra el 45,6% de la riqueza mundial, que creció en 2021

El informe anual de Credit Suisse destaca que la riqueza en el mundo creció un 9,8% en 2021, considerado un año "excepcional" por los analistas. Sin embargo, se mantuvo concentrada en muy pocas manos, especialmente estadounidenses y chinas.

Al cierre del año pasado, en el mundo había alrededor de 62,5 millones de habitantes con una fortuna superior a un millón de dólares, un 9% más que en 2020 y muestra de que pandemia arrojó números positivos en la cúspide de la riqueza mundial.

La fortuna mundial estimada, en tanto, creció en 9,8% hasta los 463,6 billones de dólares, 87.489 dólares si se mide en términos de riqueza promedio por cada uno de los 5.500 millones de adultos que tiene el planeta, según estimaciones del banco Credit Suisse.

El banco suizo elabora anualmente un informe en el que calcula el comportamiento de la riqueza global. El correspondiente a 2021 encontró que "2021 fue un buen año para las finanzas".

Los ricos, más ricos

La riqueza mundial, de acuerdo con la investigación, está concentrada en Estados Unidos y China, que representan la mitad y una cuarta parte del total, respectivamente, muy por delante de Canadá, India y Australia.

En 2021, surgieron más de 30.000 nuevos ultra ricos en Estados Unidos, con fortunas superiores a los 50 millones de dólares. Otros 5.200 emergieron en China, 1.750 en Alemania, 1.610 en Canadá y 1.350 en Australia. Solo hubo menos ultra ricos en Reino Unido, Turquía y Hong Kong.

Mientras que un reducido grupo de poco más de 60 millones de personas se lleva gran parte de la riqueza, en la base de la pirámide están quienes conservaban una "fortuna" inferior a 10.000 dólares en 2021 y que representan el 53 % de la población mundial.

De toda la riqueza mundial, apenas 12.579 billones de dólares corresponden a América Latina, donde el año pasado la riqueza aumentó en 1,2 billones de dólares (10,5%, por encima del 9,8 % global), pero que apenas es menos de un 3% del total.

Según el informe, los países de ingresos medios serán el principal motor de la economía en los próximos años, ya que el segmento de los que tienen una riqueza entre 10.000 y 100.000 dólares es el que más ha crecido desde el inicio del siglo (de 504 millones a 1.800 millones de individuos).

Con EFE