A 1 de cada 5 españoles le tocó trabajar en domingo durante 2018

Y al séptimo día, descansó. Eso dicen los textos sagrados que hizo Dios tras crear el mundo. Los domingos son días de asueto, de desconectar tras una semana de intenso trabajo y de coger fuerzas para afrontar el lunes. Sin embargo, cada vez son más las personas que el último día de la semana también lo trabajan. Para 1 de cada 5 españoles el domingo no fue un día no laborable en 2018.

Cada vez son más los españoles que aseguran tener que trabajar al menos un domingo al mes. La liberalización de los horarios en el sector de los comercios parece ser una de las posibles razones. (Foto: Getty Images)
Cada vez son más los españoles que aseguran tener que trabajar al menos un domingo al mes. La liberalización de los horarios en el sector de los comercios parece ser una de las posibles razones. (Foto: Getty Images)

El dato, facilitado por la Encuesta de Población Activa (EPA) y recogido y analizado por eldiario.es, es indiscutible. En 2018, un 22% de los trabajadores afirmaba haber trabajado al menos un domingo al mes. Un porcentaje que se revela como el más alto desde que este es recogido por esta encuesta en 2006.

Las razones son diversas y dependen mucho de cada profesión, pero al no haber un desglose por sectores, no puede realizarse, como indica el economista Luiz Zarapuz, del gabinete económico de Comisiones Obreras, a eldiario.es, un análisis más exhaustivo sobre las razones y quiénes se ven más afectados por estos turnos que no respetan el domingo como día de descanso

Aunque basta con pensar un poco para encontrar un buen puñado de ejemplos de profesiones en las que sus trabajadores no descansan los domingos. Todos aquellos que se dedican a los servicios de emergencias como policía, bomberos, médicos, enfermeros… tradicionalmente siempre han hecho turnos de fin de semana. Los centros de salud cierran y no se pasan consulta en los hospitales, pero siempre hay alguien de guardia.

La liberalización de los horarios comerciales -algo que en Madrid se produjo en 2012 de la mano del Gobierno de Esperanza Aguirre- también ha hecho que el número de personas que trabajan en domingo aumente. Por un lado están los grandes comercios que abren sus puertas todos los días de la semana y por otro los propietarios de pequeños comercios que hacen lo propio para intentar arañar algún cliente. Aunque algunos, como Mercadona, se resisten. Su propietario, Juan Roig, asegura que no le salen las cuentas.

Según la EPA, en 2018 un total de 4.290.100 personas reconocieron haber trabajado como mínimo un domingo al mes, lo que supone un 22% del total. En 2006 la cifra era de 3.328.400 persona, un 17% de los trabajadores. En cuanto a si estos pertenecen más al grupo de los empleados por cuenta ajena o autónomos, es en el caso de los primeros en lo que el porcentaje se ha disparado más hasta un 43% más el año pasado que en 2006 frente a la reducción del 1% en el caso de los autónomos.

Eso en cuanto a los domingos. Los sábados también es día laborable para muchos y son más.7.037.900 trabajadores acudieron a su puesto al menos un sábado al mes durante 2018, un 36,4% del total de ocupados según la EPA. En 2006, fueron 6,6 millones.