El órdago de Draghi: ¡Todos a vacunarse! (si quieren trabajar en Italia)

·1 min de lectura

Si usted quiere trabajar o seguir trabajando en Italia tendrá que vacunarse contra la COVID-19. El Gobierno italiano ha aprobado este jueves por unanimidad la obligatoriedad del certificado de vacunación en todos los centros de trabajo. Empresas y empleados disponen de un mes para cumplir la normativa o, en su defecto, pagar fuertes multas o incluso ser suspendidos de empleo y sueldo.

"Confiamos en que un uso aún más amplio del pase verde nos ayudará a impulsar la campaña de vacunación... Con el decreto haremos que la red de farmacias activas esté más extendida y sea capaz de administrar hisopos y pruebas antigénicas rápidas", explicaba en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

El Ejecutivo de Mario Draghi va muy en serio. Quienes no presenten el llamado pase verde se arriesgan a ser multados con entre 600 y 1.500 euros. En principio, la medida estará en vigor hasta finales de año.

"Todavía queda algo de tiempo hasta el 15 de octubre, cuando el pase verde será obligatorio para los trabajadores públicos y privados. Veremos cómo se comportan los antivacunas, si deciden protestar como ocurrió cuando se impuso a los profesores la obligación de tener el pase verde en las escuelas. Pero sobre todo veremos si otros países europeos deciden seguir el modelo italiano", concluía desde Roma la reportera de euronews Giorgia Orlandi.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente