Por qué Países Bajos echa el cierre contra Ómicron

·3 min de lectura

La amenaza de la variante Ómicron obliga a las autoridades de los Países Bajos a volver a confinamientos estrictos. Tiendas, restaurantes, gimnasios y comercios no esenciales deberán cerrar sus puertas hasta el 14 enero. Mientras las autoridades sanitarias instan a los ciudadanos a vacunarse o a inyectarse la dosis de refuerzo. 

Los Países Bajos decretan un nuevo confinamiento estricto hasta el 14 de enero para evitar los contagios por el Covid-19, incrementados por la variante Ómicron, según lo anunció el primer ministro, Mark Rutte. 

"Países Bajos está cerrando nuevamente. Se ha vuelto inevitable debido a la quinta ola que nos llega con la variante Ómicron", precisó Rutte en una conferencia de prensa. 

Agregó que no actuar ahora conduciría a una "situación inmanejable en los hospitales", ya que estos han reducido la atención regular para dejar espacio para las personas con Covid-19. 

Se cerrarán tiendas no imprescindibles, restaurantes, peluquerías, gimnasios, polideportivos y los tradicionales mercadillos navideños. Las escuelas permanecerán cerradas también.  

Solo abrirán las tiendas denominadas esenciales como supermercados, farmacias, gasolineras y los servicios de salud. 

Como parte de las nuevas medidas se pide a las personas que no haya más de dos invitados a las casas. También están prohibidos los grupos de más de dos personas al aire libre. 

Durante las festividades habrá excepciones y serán permitidas las reuniones de hasta cuatro personas por hogar. 

Aunque el confinamiento es estricto, la gente podrá ir a hacer compras de productos esenciales y a pasear a la calle, pero instan a los ciudadanos a teletrabajar. 

El virólogo Jaap van Dissel, quien acompañó al primer ministro en la conferencia de prensa, pidió a los neerlandeses vacunarse e instó a ponerse la dosis de refuerzo a los ya vacunados. 

“Sabemos que las vacunas de refuerzo refrescan el sistema inmunológico. Esto significa que la protección contra Ómicron aumenta, no solo contra los contagios sino también contra la enfermedad grave”, agregó Dissel. 

Según datos de la Universidad Johns Hopkins el 73,96% de la población está completamente vacunada. El número de casos ascienden a los casi tres millones y las muertes reportadas por el Covid-19 son 20.831. 

Aglomeraciones debido a las medidas

Al saberse la noticia de que habría nuevas restricciones, la gente salió de forma apresurada a las calles para hacer compras en jugueterías y perfumerías, y finalizar así las compras navideñas. 

"Este encierro apesta, me llevo todas las cosas que no encuentro en un supermercado. Voy a tener que hacer cola en todas partes", dijo Carla Nekeman que compró cosméticos en una tienda. 

"Suele haber mucha gente antes de Navidad, pero hay mucha más de lo habitual", dijo Ali Windster, gerente de una tienda de perfumes. 

El martes pasado, el Gobierno ya había ordenado un cierre, entre las 5:00 p.m. y las 5:00 a.m., de bares, restaurantes y la mayoría de las tiendas. 

Este viernes, el Instituto Nacional de Salud Pública identificó 15.433 contagios por Covid-19, un 25% menos en comparación con la semana anterior, pero aún por encima de los picos registrados en oleadas anteriores. 

En cuanto a las hospitalizaciones por Covid-19, hay 2.373 pacientes ingresados, de los que 637 están en unidades de cuidados intensivos. Al menos 19 personas se encuentran en las UCI de Alemania. 

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente