Òscar Camps pide al Gobierno que lidere una nueva política migratoria europea

EFE/EPA/ELIO DESIDERIO

Barcelona, 15 ago (EFE).- El director y fundador de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, ha reclamado este jueves al Gobierno del presidente en funciones Pedro Sánchez que España lidere un eje junto a Francia y Alemania que dé un giro de timón a la política migratoria europea en el Mediterráneo.

En una entrevista en TV3, el fundador de la ONG Proactiva Open Arms, cuya embarcación se encuentra desde hace dos semanas bloqueada en el mar, sin puerto para atracar, y con 150 personas a bordo, ha explicado que está en comunicación con los gobiernos francés y alemán, así como con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pero no así con Moncloa.

"Espero que el Gobierno español, ya que sufre la presión migratoria del sur de Europa, ya que participa activamente, lidere un eje con Francia y Alemania que dé un giro a la política europea en el Mediterráneo", ha afirmado.

Camps se ha mostrado esperanzado que la última crisis del Open Arms en aguas italianas, así como el caso del Ocean Vikings, se convierta en un punto de inflexión para que la situación cambie y ha recordado que solo en la última legislatura europea han perecido en el mar 14.000 personas.

En ese sentido, y preguntado sobre sus expectativas de acción para la coordinación entre países de la Comisión Europea (CE), ha llamado a "establecer un mecanismo de desembarco que sea automático" que permita "no hacer sufrir innecesariamente a la gente dos semanas".

A propósito de si el buque Open Arms atracará en el cercano puerto de Lampedusa en las próximas horas, Camps ha señalado la posibilidad de que se proceda como en otras ocasiones y el desembarco se produzca a través de embarcaciones de la guarda costera italiana.

En cualquier caso, ha apuntado que "en primer lugar" están a la espera de poder desembarcar a los menores a bordo.

Por otro lado, Camps ha señalado que la pasada madrugada la Guarda de Finanza italiana ha intentado "barrar el paso" al Open Arms, sin que el barco haya atendido a sus señales.

Según el director de la ONG, la Guardia di Finanza es el único cuerpo sobre el que el ministro italiano del Interior, el populista xenófobo Matteo Salvini, "tiene algún poder".

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha afirmado hoy que los gobiernos de Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo le han transmitido su disponibilidad para acoger a parte de los 147 migrantes que están a bordo del barco de la ONG española Open Arms en aguas italianas.

Conte ha explicado en un mensaje dirigido al ministro del Interior, y publicado en las redes sociales que su intención es trabajar para que los países europeos acuerden un mecanismo permanente de distribución de los migrantes que lleguen a las costas italianas, para que el fenómeno sea gestionado a nivel de la Unión Europea (UE).

El Open Arms se encuentra frente a las costas de Lampedusa y sin autorización para atracar en un puerto, después de que la Justicia italiana cancelara el miércoles la prohibición firmada por Salvini en su contra debido a la situación "de evidente dificultad" en la que se encontraba la nave y le permitiera dejar atrás las aguas internacionales para acceder a las italianas.

En el mar Mediterráneo también se encuentra el barco humanitario "Ocean Viking", fletado por las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, que espera un puerto con 356 migrantes a bordo.