Íñigo Errejón se muestra así de crítico ante las risas del emérito en el funeral de Isabel II

·2 min de lectura

Ha terminado. La reina Isabel II de Inglaterra ya descansa en la capilla de San Jorge, ubicada en los terrenos del Castillo de Windsor, junto a su marido, Felipe de Edimburgo, y otros familiares.

El adiós a la monarca ha durado nada menos que 11 días. Muchos británicos han tenido la oportunidad de asistir a la capilla ardiente de Isabel II a lo largo del fin de semana para despedirse de su reina, aguantando kilométricas colas de hasta 24 horas.

En el caso de España, todas las miradas estaban puestas en la mañana del lunes 19 de septiembre, ya que al funeral de Estado asistían los reyes, Felipe VI y Letizia, y el emérito, Juan Carlos I, acompañado de la reina Sofía y un asistente personal.

Aunque en un principio los reyes no iban a cruzarse, finalmente se sentaron juntos en la ceremonia de despedida a la monarca británica, en teoría debido a un error de protocolo de la casa real británica.

De esta forma, la escena del funeral dejó imágenes muy comentadas por los distintos gobernantes políticos de nuestro país, como en la que aparecen la reina Sofía y Juan Carlos I riéndose. En ese momento, ya se encontraban todos los invitados al funeral sentados y a expensas de que comenzase la despedida a Isabel II.

Este martes, el diputado y presidente de Más País, Íñigo Errejón, ha reaccionado a la polémica en la sala de prensa del Congreso de los Diputados. Al detalle de los cuchicheos, Errejón ha sido muy contundente y ha dicho que él en los funerales no se ríe ni hace “bromas” por un tema de “respeto”, tanto por la persona fallecida como por sus familiares.

El diputado ha continuado hablando de la incomodidad del momento, ya que no estaba previsto tener “esa foto” de los cuatro juntos, y en especial hace referencia a Felipe VI: “Creo que el propio rey estaba profundamente incómodo por esa imagen”.

También ha calificado el momento de “bochorno”, porque, a su parecer, “no se entiende que vaya representando a España alguien (Juan Carlos I) que tiene causas pendientes en Inglaterra”.

Errejón ha terminado preguntando, y sembrando la duda, de quién ha pagado ese viaje a Inglaterra, ya que si el emérito ha ido en representación de España, el país habrá pagado la estancia, mientras que, en teoría, si va a título individual, él mismo se tendría que haber costeado el viaje.

Aunque se trata de un dato que en la actualidad todavía se desconoce, podría avivar, de nuevo, las críticas contra Juan Carlos I y aquellos que lo apoyan.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...