Élisabeth Borne y el Gobierno francés superan sin problemas la moción de censura de la izquierda

·3 min de lectura
Élisabeth Borne y el Gobierno francés superan sin problemas la moción de censura de la izquierda

La nueva primera ministra de Francia sobrevivió este lunes a una moción de censura en el Parlamento presentada por una alianza de izquierda poco después de las elecciones de junio.

Sólo 146 diputados votaron a favor de la moción de censura, que para ser aprobada necesitaba 289 votos. La misma había sido presentada por miembros de Nupes —liderada por Jean-Luc Mélenchon, y por la diputada Mathilde Panot, del partido de extrema izquierda Francia Insumisa. Panot denunciaba al Gobierno afirmando que este dirigía un "programa de malversación social y ecológica".

Manuel Bompard, diputado de Francia Insumisa, aclaraba a Euronews que el voto de censura no es un acto meramente "simbólico":

"No es 'simbólico' saber si los diputados confían en el Gobierno y en el primer ministro en funciones", decía Bompard. "En realidad es decisivo. Es porque la señora Borne no pidió un voto de confianza que presentamos esta moción", dijo Bompard.

"Espero que aquellos que dicen no estar de acuerdo con la posición del Gobierno se manifiesten con su voto, y que esto aclare quién está en la oposición y quién está con el Gobierno en este país", añadió el diputado de izquierdas.

Antes de la votación, el secretario del Partido Socialista, Olivier Faure, acusaba al grupo político de Macron de estar demasiado cerca de Agrupación Nacional. Faure aseguraba que esta cercanía a la extrema derecha "no tiene precedentes en la historia de la República".

Lo cierto es que se esperaba que la moción fracasara en gran medida, ya que la propia Agrupación Nacional ya había anunciado que no apoyaría la medida.

"Ya estamos atravesando una crisis social, económica y de seguridad. No necesitamos una crisis de régimen. Por eso los diputados de la Agrupación Nacional no apoyarán esta moción de confianza", anunciaba Alexandre Loubet, diputado de esta formación.

"Tácticas políticas al margen del votante"

Borne reconocía antes de la votación que le hubiera gustado volver a las premisas de la Asamblea Nacional para discutir los asuntos que son importantes para los franceses, como "el poder adquisitivo y el cambio climático, la creación de empleo, la educación o la sanidad". "En lugar de eso", se lamentaba la primera ministra, "se me convoca para presenciar cómo los diputados anteponen la táctica política a los intereses de los votantes".

Borne acusó igualmente a los miembros de la oposición de no tener ideas: "Si presentan un plan, les escucharé. Pero creo que sólo están enfadados: con la democracia y con los resultados electorales".

La primera ministra —recientemente convertida en la segunda mujer que ocupa este cargo en Francia— había ofrecido su dimisión después de que en las pasadas elecciones legislativas el presidente Emmanuel Macron perdiera la mayoría absoluta en el Parlamento.

A lo largo de los últimos días se ha visto sometida a una importante presión para construir alianzas y reunir más apoyo en el Parlamento para poder así llevar a cabo las reformas planeadas por el presidente francés, reelegido para su cargo la pasada primavera.

Durante el debate de censura de este lunes, Borne quiso recordar a la oposición que ellos "tampoco" habían ganado las elecciones parlamentarias de junio: "No tienen una mayoría estable, ni una mayoría de Gobierno. No tienen una mayoría en absoluto", decía categóricamente una Borne que, de momento, continúa en el cargo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente