Álvaro Morata y Alice Campello: apoyo mutuo y una historia de película

·2 min de lectura
Morata y Campello (Photo: Pablo Cuadra via Getty Images)
Morata y Campello (Photo: Pablo Cuadra via Getty Images)

Álvaro Morata está siendo uno de los grandes protagonistas de la Eurocopa. El jugador de la selección, criticado y reivindicado a partes iguales, cuenta con el apoyo incondicional de su mujer, la influencerAlice Campello (Italia, 1995), que no se pierde un partido en primera fila.

La pareja tiene tres hijos en común y es habitual que se dediquen muestras de cariño en redes sociales y exhiban las sorpresas y regalos que se hacen el uno al otro, donde nunca faltan las rosas rojas y el champán.

Su historia de amor fue fulgurante. Campello y Morata se conocieron en 2015, cuando el futbolista vivía en Italia, país natal de la influencer durante su primera etapa en Juventus. Los dos tenían claro que lo suyo era auténtico, de hecho, han compartido en redes sociales historias de sus primeras citas y cómo el futbolista condujo durante horas para poder quedar con Campello.

Los tortolitos no tardaron en dar pasos para avanzar en su relación, y en 2016 el futbolista pidió matrimonio a Campello de una manera poco discreta: durante una función de El Mago Pop. “Te van a hacer el mejor truco que has visto en tu vida”, dijo el ilusionista a Campello. Segundos después Morata se arrodillo ante la italiana y ambos se fundieron en un abrazo.

Tras su fichaje por el Real Madrid, Campello no dudó en mudarse a Madrid junto al futbolista, donde han vivido hasta 2020, cuando la pareja regresó a Turín tras la incorporación de Morata a la Juventus. A pesar de instalarse en la capital española, la pareja decidió darse el sí quiero en la Venecia natal de la influencer en el verano de 2017.

La pareja, el día de su boda (Photo: AwakeningGC Images)
La pareja, el día de su boda (Photo: AwakeningGC Images)

Rodeados de amigos y familia, la pareja lo dio todo en una celebración plagada de lujos, paseando por los canales de la ciudad italiana a bordo de un barco llamado Amore. El derroche no era de extra&nt...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente