Álvarez de Toledo desvela en 'El Mundo' la confesión que le hizo Casado sobre García Egea

·3 min de lectura
García Egea, Álvarez de Toledo y Casado, en el Congreso. (Photo: Carlos R. Alvarez via Getty Images)
García Egea, Álvarez de Toledo y Casado, en el Congreso. (Photo: Carlos R. Alvarez via Getty Images)

Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP y exportavoz de este partido en el Congreso, ha concedido una durísima entrevista al diario El Mundo en la que carga contra el secretario general del partido, Teodoro García Egea, al que acusa abiertamente de practicar el “mobbing” y el “bullying” contra ella.

Pero también desvela una confesión que le hizo Pablo Casado, presidente del PP, sobre su ‘número dos’.

“Usted le escuchó decir a Casado una frase tremenda: ‘Reconozco que yo le he entregado todo el poder a Teodoro’”, le dice el periodista.

“Sí. Me lo reconoció y a mí me asombró”, responde Álvarez de Toledo, “porque son palabras muy importantes y muy graves”.

La que fuera portavoz parlamentaria del PP asegura que García Egea “no es la persona a la que hay que entregarle todo el poder” y considera, en todo caso, que “entregar todo el poder nunca es una buena idea”.

“Es una frase que jamás pronunciaría José María Aznar respecto de Álvarez Cascos, ni Mariano Rajoy sobre Ángel Acebes”, agrega la diputada.

Respecto a las acusaciones de “mobbing” y “bullying”, la parlamentaria describe una reunión con García Egea en su despacho poco antes de la destitución de un hombre de su confianza, Gabriel Elorriaga.

“Fue algo profundamente desagradable que no había vivido jamás ni con jefes ni con compañeros ni con colegas ni con nadie. Por el nivel de agresividad, de insensibilidad y de irracionalidad. Subrayo la irracionalidad porque en toda esta operación, como en la de Ayuso, hay un elemento de irracionalidad. Egea impuso una vigilancia soviética nacida de un pueril e injustificado afán de control absoluto. Practicó el ‘mobbing’, el ‘bullying’ y el acoso impúdico a través de sus alfiles y de los medios”.

Según Álvarez de Toledo, el secretario general “quería un control total del grupo parlamentario, de las finanzas, nombramientos, posicionamientos ideológicos”. “Quería una portavoz florero, que tuviera intervenciones más o menos brillantes en la tribuna pero que no molestara en todo lo demás y yo no soy un florero en general ni pretendía ser una portavoz florero”, agrega.

“La suya es una manera de entender la política a través del ordeno y mando más crudo y más brutal. Es el sometimiento de cualquier atisbo de sensibilidad, inteligencia, deliberación, debate y libertad”, indica.

Durante la entrevista, la exportavoz del PP asemeja su situación a la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, enfrentada con la dirección desde que anunció su intención de presidir el PP madrileño.

Álvarez de Toledo, sobre García Egea: "La suya es una manera de entender la política a través del ordeno y mando más crudo y más brutal"

“Expresiones que yo he oído y que ahora se reproducen en el caso de Ayuso como «esta va por libre», «es un verso suelto», «no acata la autoridad», son etiquetas lamentables que se aplican al normal ejercicio de la personalidad dentro de un partido político”, asegura Álvarez de Toledo.

“Es la sumisión a través de una acción testosterónica que va causando devastación interna. Esta forma de dirigir no es que me causara daño a mí o pueda causárselo a Ayuso, es que está causando profundo daño estructural a la organización”, prosigue la diputada.

Álvarez de Toledo asegura conocer de dónde proceden las filtraciones contra Ayuso. “Veo las filtraciones y soy perfectamente capaz de identificar cuál es el manantial del que manan”, afirma. Y pone el siguiente ejemplo:

“Cito un ejemplo muy claro en el libro pero este que le voy a dar es más reciente y novedoso. Se me invitó a una tertulia en televisión a la que acudí y pocos días después el propio Egea llamó a la persona que conduce ese programa para preguntarle que cómo es posible que me invitaran a mí”.

En dicha entrevista, Álvarez de Toledo también reconoce que votó en blanco en la votación para renovar el Constitucional porque “uno no puede exigir que haya una despolitización del CGPJ y sin embargo participar en una impúdica, activa y pública politización del Tribunal Constitucional”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente