¿Demasiado guapa para trabajar de barrendera?

Sus fans piensan que es una injusticia que siendo tan guapa trabaje como barrendera limpiando las calles de Brasil. Esto es lo que piensa ella: su trabajo es tan digno como otro. Conoce a Rita Mattos, humilde estrella de Instagram

Rita Mattos es brasileña, tiene 24 años, y trabaja de barrendera en Río de Janeiro, Brasil. Ah, Rita es muy guapa y tiene un cuerpo muy bien torneado (se notan las horas de gimnasio), bronceado y tatutado. Una cosa más: Rita es una sensación en Instagram y en Facebook gracias a las fotos que se hace mientras trabaja limpiando las calles de Brasil. En ellas lleva el mono naranja reglamentario y hasta hace 'air guitar' con su escoba. Y luego también las hay en las que se la ve con el otro uniforme brasileño: el bikini.



Por todo ello, hay muchos fans de Rita Mattos –sí, tiene tantos seguidores en redes sociales (en Instagram ha superado los 12 mil) que ya se puede describirlos legítimamente como fans– que consideran que la barrendera es demasiado guapa... para ser barrendera. Solo hay que mirar los comentarios que le dejan en sus fotos para darse cuenta de que es un clamor. La escoba, las calles y la suciedad no son lugar par Rita, dicen los admiradores. Debería ser modelo, apuntan muchos.



Y Rita, ¿qué dice? Pues que ser barrendera es una profesión tan válida como otra y que a ella le parece estupendo ganarse la vida así. Este mensaje lo refuerza posteando fotos en los que demuestra lo efectiva y positiva que es su labor, en las que hace montajes con la clásica estructura del 'antes y después'. Antes, una calle sucia. Después, una calle limpia. "La gente cree que para ser barrendero hay que ser feo", dice ella, "y también creen que soy demasiado guapa para hacer esto, pero yo no pienso nada de eso. A mí no me avergüenza dedicarme a esto y creo que es tan respetable como cualquier otro".



Así que, Rita no tiene ninguna intención de cambiar de profesión, aunque está abierta a recibir ofertas de modelo y también tiene planes de empezar a estudiar Administración y Negocios en cuanto pueda. De momento ya tiene una nueva y hacendosa labor: gestionar todos los mensajes que le envían sus fans a través de la página de fans que tiene en Facebook. "Al principio me puse muy nerviosa y me asusté un poco. Pero luego lo acepté. No respondo a todo el mundo porque es imposible y porque también me escriben mensajes raros, pero sí que lo hago con mucha gente".

Te puede interesar:

- El mayor experto del monstruo del Lago Ness revela su verdadero origen

- La foto de un policía afroamericano ayudando a un miembro del Ku Klux Klan muestra lo paradójico del racismo

- Un avión de Lufthansa evita chocar contra un dron en el último instante

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente